Ada Parellada contra el derroche alimentario

Ada Parellada contra el derroche alimentario

Muchas veces he pensado que si no me dedicara a la belleza intentaría buscar un lugar en la gastronomía. Mi pasión por este campo va en aumento. Y también mi admiración por los hombres y mujeres que tienen el don de combinar los alimentos para convertirlos en arte.

Este espacio dedicado a la belleza y a la solidaridad me permite traer aquí a Ada Parellada, una mujer comprometida y que, fiel a su nombre (aunque sea sin h),  consigue atraer la mirada hacia un tema que nos incumbe a todos: el derroche alimentario.

El cambio empieza en casa

Según datos de la AMB (Área Metropolitana de Barclona)  1/3 de los alimentos producidos en el mundo se pierden o descartan. Concretamente en Catalunya se tiran 35 kg/por habitante y año. El 58% en casa.

Si evitáramos este derroche siguiendo algunos consejos y métodos de sostenibilidad alimentaria  ahorraríamos 841 millones de euros.  Y habría suficiente comida para alimentar a medio millón de personas. Además se generarían 262.741 toneladas menos de residuos.

El Gastrorecup de Ada Parellada: una cena-denuncia anti-derroche alimentario

Las cenas anuales de Ada Parellada conocidas como Gastrorecup denuncian este derroche alimentario. Ponen de manifiesto las grandes cantidades de alimentos útiles que tiramos. Son una reivindicación contra el despilfarro de alimentos en perfecto estado de consumo rechazados del circuito comercial por temas estéticos. Se tiran por su forma, color o aspecto.  Con el  Gastrorecup Ada quiere demostrar que se puede hacer un menú gastronómico de alta calidad con alimentos reaprovechados.

Ada Parellada realiza este menú con productos recuperados del campo. Iban a tirarse aún y siendo perfectamente aptos para su consumo. Y para ello cuenta con la colaboración de la empresa social Espigoladors– y de los comercios del barrio.  Esta cena-denuncia anual en el Semproniana quiere demostrar y reivindicar la cocina sostenible.

Así es Semproniana según Ada Parellada

 “En 1993, Santi Alegre y yo, Ada Parellada, alquilamos un enorme local, situado en el centro del Eixample de Barcelona, que había sido la sede de una antigua y bella editorial que acababa de bajar la persiana. Sustituimos los libros por cartas, las letras por platos, con promesas de lubina al horno, butifarra negra por un tubo, cordero agridulce y delirium tremens de chocolate. Y lo bautizamos con el nombre de Semproniana. Escogimos Semproniana como nombre para nuestro flamante nuevo espacio para rendir homenaje a la perseverancia de todas las personas que creen en sus ideas a pesar de no encontrar las herramientas que puedan corroborarlas a ojos de los más incrédulos.”

Restaurante Semproniana

Carrer del Rosselló, 148, 08036 Barcelona  Teléfono: 934 53 18 20

Compartir