Cosmética natural Weleda: ecológica y sostenible

Cosmética natural Weleda: ecológica y sostenible

Si te gusta cuidarte y lo haces, te habrás preguntado: ¿cómo se fabrica un cosmético?  Es un viaje apasionante en el que muchas empresas eligen como compañeros de viaje el compromiso con el medio ambiente y la sostenibilidad. Si hoy hemos elegido la cosmética natural Weleda es porque es ejemplo de ello. Es también una marca solidaria de la que ya te hemos hablado en Belleza Solidaria.

Te interesará  Weleda y su apoyo a menudos corazones

Compromiso con el medio ambiente y la sostenibilidad

Cosmética natural Weleda

Una parte muy importante del éxito de la cosmética natural Weleda se debe a su ética consecuente: desde el momento de su fundación y a lo largo del tiempo. La misma marca afirma que su compromiso con le medio ambiente “apuesta por el cuidado de la biodiversidad, el respeto en la obtención de las materias primas y el uso de los recursos naturales. Creemos en los embalajes sostenibles, la reducción de los residuos, del consumo de agua y de las emisiones de gases de efecto invernadero“.

La cosmética natural Weleda y el uso sostenible de las materias primas

Weleda utiliza cerca de 1.000 tipos diferentes de materias primas naturales en sus productos farmacéuticos y cosméticos. Más del 80 % de sus materias primas vegetales proceden de cultivos biodinámicos o biológicos certificados o de la recolección silvestre controlada. Y continúan trabajando para incrementar este porcentaje, avanzan desde Weleda, que se compromete también a “minimizar nuestra huella ecológica durante todo el proceso de producción y a proteger el ecosistema gracias a nuestras políticas de desarrollo sostenible“.

Weleda y la agricultura biodinámica

Cosmética natural Weleda

Esta práctica que lleva a cabo Weleda y la distingue de otras marcas se remonta a los años 20 cuando los agricultores notaron un deterioro en la salud del ganado y la calidad de sus cultivos. Consultaron al fundador de Weleda y reconocido filósofo naturalista Rudolf Steiner quien defendía la tesis que el suelo está “vivo” y debe mantener el equilibrio para mantener la capacidad de dar vida a las plantas.

Por eso, Rudolf Steiner recomendó que el composting, la fertilización y el control de plagas se hicieran sólo mediante los recursos naturales existentes en la granja. Se prohibió el uso de productos químicos u hormonas de crecimiento. Además, Steiner animó a los agricultores a estudiar los ritmos naturales del sol, la luna y los planetas que les orientarían en los tiempos adecuados para la siembra, la rotación de cultivos y la cosecha.

La marca sigue aplicando estos principios antroposóficos tradicionales hoy en día en todos sus jardines.

¿Conocías la filosofía de la cosmética natural Weleda? Si eres alma curiosa entra en nuestra admirada Wikipedia para conocer a Rudolf Steiner, fundador de Weleda  

¡Suscríbete gratis a nuestra Newsletter!

 

Compartir