Te descubrimos la cosmética solidaria de Lux Faciem

Te descubrimos la cosmética solidaria de Lux Faciem

Para  descubrir y apreciar el valor solidario de la marca de cosmética Lux Faciem hay que mirar hacia la empresa de biotecnología llamada Advanced Medical Projects. Esta compañía, con presencia en Madrid y Boston, se dedica a investigar y generar nuevos fármacos contra contra enfermedades pediátricas raras que provocan el envejecimiento prematuro o bien en el cuerpo entero de los niños o bien en algún órgano o tejido en concreto y, ahora, ha decidido extrapolar su conocimiento hacia el mundo de la estética a través de Lux Faciem sin perder de vista a estos niños que tanta ayuda necesitan.

Es por ello por lo que Advanced Medical Projects destina los beneficios obtenidos por la venta de los cosméticos de Lux Faciem en I+D que le permita seguir investigando y desarrollando curas para estas enfermedades así como en programas de integración social, tratamiento cognitivo y/o campamentos que pueda mejorar la calidad de vida de los niños afectados.

Una noble causa que se hace hueco, por derecho propio, en Belleza Solidaria.

Con respecto al valor estético de los productos de Lux Faciem, la marca se basa en la utilización de un nuevo péptido que evita la degradación del colágeno, que disminuye la profundidad y la anchura de las arrugas y que incrementa la elasticidad de la piel y su resistencia al estrés oxidativo.

Crema corporal y de día de Lux Faciem

 

Su línea de productos está compuesta por:

  • Loción corporal: Ideal para todo tipo de pieles (incluidas las atópicas) y que contiene, además de los mencionados péptidos, rosa mosqueta, urea o glicina de aceite de soja para mantener la piel tersa, hidratada y libre de picores.
  • Antimanchas: Destinada a aquellas pieles que tienen manchas originadas por el sol, el embarazo, la edad o el estrés y que contiene, entre otros ingredientes, aceite de almendras dulces y extracto de gayuba, útil como método de blanqueamiento dérmico.
  • Crema reparadora de noche: Ideal para pieles maduras y con ingredientes como proteínas de trigo y soja o ácido hialurónico, para hidratar las células y estimular la producción de colágeno.
  • Contorno de ojos y boca: Mejora los ojos cansados, las ojeras y las líneas de expresión a base de vitaminas A, B y E, proteína de soja y ácido hialurónico, entre otros ingredientes.
  • Crema de día: Hidrata y regenera la piel madura a través de complejos vitamínicos A, B, C y E, minerales como el potasio, el magnesio o el zinc y ácido hialurónico, entre otros componentes.
  • Sérum efecto flash: Para nutrir, hidratar y proteger las células madre de la dermis.
  • Crema lipolítica: Para tratar el exceso de grasa subyacente y creada a base de ingredientes como la cafeína, la cola de caballo o la proteína de trigo, entre otros.
  • Loción capilar: Para frenar la caída en cabellos dañados y débiles a causa del estrés o trastornos hormonales o alimenticios a base de aceite de argán, vitamina E, A y extractos peptídicos vegetales.

¿Qué os parece? ¿Os animáis a probarlas?

Contra las enfermedades raras

Hace unas semanas se celebró el día de las enfermedades raras. Una fecha en la que se quiso recordar que en España hay más de tres millones de personas afectadas y que conviene poner los medios para curar o, como mínimo, mejorar la calidad de vida de estas personas.

“Sin duda estamos ante un grave problema sociosanitario que se ve agravado por las dificultades que presenta su diagnóstico. Aunque la demora diagnóstica se está reduciendo progresivamente en los nuevos pacientes, actualmente en España, una persona afectada por una enfermedad rara tarda de media unos cinco años en obtener un diagnóstico. Además, el 20% tardan hasta 10 años en ser diagnosticados”, explicó recientemente el doctor Jordi Gascón Bayarri, Coordinador del Comité ad-hoc de Enfermedades Raras de la Sociedad Española de Neurología (SEN).

Unas palabras sobre las que conviene reflexionar y esperar que pronto todas las personas que lo necesiten reciban el diagnóstico necesario para trabajar y superar la enfermedad.

Compartir