Fridda Dorsch y el albinismo en Tanzania

Fridda Dorsch y el albinismo en Tanzania

Ponte en su piel“. Este es el mensaje de la ONG África Directo para hablarnos del albinismo en África. Y ha sido la marca de cosmética Fridda Dorsch la que nos habla del problema y de su solidaridad con la población que lo padece, concretamente en Tanzania.

Qué sabemos del albinismo en África

El albinismo es una enfermedad hereditaria produce una reducción o ausencia total del pigmento melánico en los ojos, la piel y el cabello. Además de todos los duros síntomas de la enfermedad y el grave riesgo de contraer cáncer de piel, son discriminados y excluidos de la sociedad, teniendo grandes dificultades para la integración social.

Debido al aspecto y a las supersticiones que recaen sobre ellos, en muchos casos no se les permite el acceso a la escolarización obligándoles al pastoreo al aire libre. Esto provoca una exposición solar extrema que redunda en la aparición de tumores cutáneos a edades muy tempranas. En concreto, el 100% de los albinos de Tanzania presentan queratosis actínicas antes de los 20 años, así como otros tumores cutáneos (carcinomas basocelulares y espinocelulares) que hacen disminuir su expectativa de vida en un 50%.

Tanzania es uno de los países con mayor prevalencia de albinismo del mundo. La padecen alrededor de 170.000 tanzanos representando 1 de cada 4.000 habitantes, frente al 1 por cada 20.000 en Europa.

albinos-tanzania_madre-albina-y-bebe-768x1024

Fridda Dorsch y África Directo: un proyecto en común 

Consciente del gran problema que supone para los albinos tanzanos poder sobrevivir en éstas brutales circunstancias, Africa Directo comenzó hace más de 10 años a poner en marcha un proyecto de ayuda a los albinos, que permitiera devolverles su dignidad de persona y mejorar su salud en todos los aspectos.

En este sentido, Fridda Dorsch ha evolucionado desde la donación del 1% de las ventas y el envío de cremas con protección, gorras y gafas desde Madrid, hasta la formación y asesoramiento a farmacéuticos voluntarios diseñando y dirigiendo formulaciones específicas, materias primas y controles de calidad, para ayudar a crear la primera unidad de producción de cremas fotoprotectoras en Tanzania, recientemente inaugurada como The Regional Dermatology Training Centre (RDTC).

544040_454626657908096_1510104991_n

El fotoprotector Kilimanjaro

Fridda Dorsch ha colaborado con The Regional Dermatology Training Centre (RDTC) de Moshi en la formulación específica de productos dirigidos al cuidado de pieles albinas en la misma Tanzania. Uno de estos productos es el fotoprotector Kilimanjaro, de eficacia probada en estudios realizados in situ y  que supone una gran ayuda a la población afectada por albinismo.

kilisun


¿Conoces Fridda Dorsh?

Los Laboratorios FRIDDA DORSCH nacen hace más de 30 años cuando, su fundadora, la Dra. Ana Fridda Dorsch, se doctora en Medicina Natural en la “American University of Natural Medicine”, con el objetivo de descubrir las claves para vencer su propia enfermedad: un severo Edema incurable que le produce un Envejecimiento prematuro de la piel. 

En 1983, crea la primera línea de dermocosmética con un marcado poder regenerador anti-envejecimiento que garantiza una extraordinaria tolerancia en todo tipo de pieles, incluso las más sensibles o con problemas dermatológicos.

El equipo científico que avala y certifica la máxima calidad de sus productos, elige y selecciona únicamente aquellos principios activos e ingredientes denominados “AAA”, siempre con la homologación y legitimación de las autoridades sanitarias nacionales e internacionales del momento.En el año 2000, Ana Fridda les pasó el testigo a sus hijas: Coral, actual Consejera Delegada, Isabel, Directora de I+D+i y Sonia, Directora de Ventas, Comunicación y Marketing.

Fridda Dorsch

Compartir