L’Occitane y el karité de Burkina Faso: Memorias de África

L’Occitane y el karité de Burkina Faso: Memorias de África

El Karité de Burkina Faso es una fuente de ingresos para las mujeres del país. Son muchas las empresas cosméticas que lo añaden a sus productos  por sus múltiples beneficios sobre la piel y el cabello. L’Occitane es una de ellas.

ana serrano III

 

Quien nos cuenta hoy de primera mano su experiencia sobre el terreno -tuvo la oportunidad de viajar con l’Occitane y convivir con las mujeres del karité- es Ana Serrano.

Ana es compañera, periodista de belleza de larguísima trayectoria, y hoy consultora de Comunicación de l’Occitane.

Os dejamos con su relato breve, pero muy visual, de cómo el fruto de un árbol puede cambiar la vida de unas mujeres y la de sus familias.

Recolectora_KariteII copia

He tenido la suerte de viajar a Burkina Faso con L’Occitane para conocer a las mujeres del karité y descubrir las costumbres y el modo de vida de las productoras de este nutritivo ingrediente también conocido como “el oro de las mujeres”. No fue un viaje cualquiera, para mí supuso un antes y un después, una lección de vida y una experiencia difícil de olvidar.

A lo largo de un desértico recorrido de dos horas en autobús animado por la continua presencia de mujeres y niños vestidos con alegres y llamativos colores, constatamos la pobreza y precariedad en la que viven pero también su alegría y hospitalidad, dándonos la bienvenida con sus bellísimas danzas de ágiles movimientos.

Cuenta la leyenda que al pie del tronco de este árbol sagrado y milenario se entierran las máscaras de los difuntos y sólo las mujeres pueden recoger las semillas caídas, extraer su fruto, extraordinariamente nutritivo, y amasarlo hasta convertirlo en una manteca que utilizan para cocinar, proteger y cuidar la piel, además de vender su excedente en el mercado local, lo que les asegura una excelente fuente de ingresos que utilizan para cubrir sus necesidades diarias y costear la educación de sus hijos.

Recolectora_Karite

Su día a día es duro: de junio a septiembre -estación de las lluvias- se levantan muy temprano y caminan hasta 3 horas para recolectar las nueces que caen de los árboles. De vuelta a casa, las cuecen y machacan hasta convertirlas en una pasta compacta. El resto del año, durante la sequía, acuden a los centros para mujeres construidos por la Fundación L’Occitane, donde aprenden a leer y escribir.

Visitamos una de las 5 cooperativas (15.000 mujeres) que proveen de manteca de karité a L’Occitane, quien les compra toda la cosecha -660 toneladas en 2013- a precio justo (3,5 veces superior al del mercado local), una labor distinguida por la ONU que la ha reconocido como empresa ejemplar.

Además, a lo largo de nuestro recorrido, tuve la oportunidad de conocer a muchas mujeres valientes y emprendedoras que desarrollan otras actividades gracias a los programas de alfabetización y microcréditos que la Fundación ha puesto en marcha en Burkina en colaboración con otras ONG: peluquerías, catering, producción de jabones de karité, de cerveza local… Acciones que L’Occitane refuerza cada año con motivo del Día de la Mujer, poniendo a la venta un producto solidario, cuyos beneficios van destinados al 100% a dichos proyectos.

Balsamo_Solidario copia

Este año, durante el mes de marzo, l’Occitane destinará los beneficios de la venta de este bálsamo de karité (20g 3€) a seguir trabajando por la emancipación de la mujer en Burkina Faso.

Te contaremos más detalles de este proyecto próximamente…

Más información sobre l’Occitane y compra de productos

 

Compartir