Rutinas de belleza Avène en tratamientos oncológicos

Rutinas de belleza Avène en tratamientos oncológicos

Como ya os hemos comentado en más de una ocasión, los Laboratorios Dermatológicos Avène están muy comprometidos con ayudar y mejorar la autoestima de las personas que tienen que hacer frente a la dureza de un tratamiento oncológico y a sus correspondientes efectos secundarios. Una manera práctica y necesaria es la difusión de rutinas de belleza que aportan bienestar y contribuyen a mejorar la calidad de vida.

Para cumplir con esta misión cuentan con la iniciativa Avène One Smile  de la que ya te hablamos aquí en Belleza Solidaria.

Te interesará: Avène One Smile devuelve la sonrisa a las pacientes con cáncer

Esta campaña ofrece información y soluciones a estos pacientes y, además, cuentan con una amplia gama de productos especialmente cuidadosos con las pieles hipersensibles por tratamientos oncológicos.

Algunos de ellos son:

Avène One Smile - TOLÉRANCE EXTRÊME EMULSIÓN

Para extraer el máximo rendimiento de estos productos, Avène también proporciona unas útiles rutinas de belleza a seguir para, por ejemplo, combatir la excesiva resequedad asociada a estos efectos secundarios del tratamiento oncológico.

Consejos de belleza “One Smile”

El primer consejo sería el de evitar los productos agresivos de aseo y dar siempre prioridad al uso de cremas hidratantes por encima de otras opciones.

La crema hidratante facial tiene que ser de uso diario en mejillas, frente y cuello y debe distribuirse mediante suaves golpecitos empezando por el centro del rostro y acabando en el contorno sin olvidar la zona del escote.

Para mayor nutrición, sería conveniente aplicar también 1-3 veces a la semana una mascarilla hidratante y aplicar sobre los párpados compresas de Agua Termal.

También es importante no olvidar la protección de los labios y utilizar bálsamo labial entre 1 y 3 veces al día. En caso de grietas, Avène aconseja el uso de Cold cream, un bálsamo capaz de regenerar hasta las mucosas más dañadas.

Para el resto de cuerpo, de igual mod. Fundamental aplicar crema hidratante 2-3 veces al día y distribuirla siempre mediante suaves toquecitos.

Se trata de una rutina fácil de llevar a cabo y con el mimo necesario para nutrir la piel cuando más lo necesita.

Con la piel hidratada, conviene dedicar especial atención a las uñas, que también se suelen ver bastante afectadas en este tipo de tratamientos. En este caso, los consejos a seguir serían:

  • Llevar las uñas cortas aunque sin apurar en exceso en las esquinas
  • No llevar uñas postizas
  • Utilizar siempre guantes al realizar trabajos de casa
  • Hidratar tanto las uñas como su contorno

Siguiendo estas rutinas con paciencia y ánimo el camino será más fácil y llevadero. Fuerza valientes.

¡Suscríbete gratis a nuestra Newsletter!

Compartir